Retos del transporte para 2021

El periodo actual en el contexto de la crisis sanitaria derivada de los efectos de la COVID-19 ha demostrado la importancia que tienen las actividades de primera necesidad de la sociedad. Por este motivo, la logística ha salido fortalecida demostrando, una vez más, su papel primordial. La logística posibilita, por su parte, la atención al cliente a la hora de facilitar y disponer a su disposición servicios esenciales. Esta cuestión quedó patente a lo largo del periodo estricto de confinamiento. Los ciudadanos pudieron contar con todos y cada uno de los recursos que precisaban en tiendas como por ejemplo las dedicadas al sector de nutrición y alimentario.

El impacto de la pandemia en el ámbito logístico no ha trascendido de manera lineal, puesto que existen campos más vulnerables que otros. Por ejemplo, el comercio online se ha consolidado mostrando su fortaleza en la situación actual. No obstante, ha perjudicado de manera significativa al transporte marítimo

En cuanto a las empresas, la nueva normalidad ha promovido la implementación de medidas de prevención para garantizar y preservar el cuidado de la salud. En muchos casos han adoptado un protocolo preciso para resguardar la salud de los trabajadores y la de los clientes.

¿CUÁLES SON LOS RETOS DEL TRANSPORTE PARA EL 2021?

Pese a todo, en un escenario que a priori presenta contrariedades, también hay lugar para nuevos retos y oportunidades. La existencia de nuevos desafíos que describen el horizonte temporal del próximo año 2021 pueden favorecer al sector enormemente.

Algunas de las asignaturas pendientes para el sector del transporte en 2021 son:

1. Capacidad de gestionar un mayor volumen de pedidos online.

 

Ha habido una mayor demanda en el sector del transporte a consecuencia del incremento de pedidos en las compras online. Gracias a este hecho, el pronóstico se muestra esperanzador en el sector

 

2. Adaptar las formas de pago preservando la distancia social con un método de entrega seguro

 

En el momento actual surgen nuevas opciones con relación a las formas de pago. El mantenimiento de la distancia social crea una nueva rutina en la entrega de los pedidos y productos. De esta manera, para eludir dicho contacto, el usuario efectúa el pago de antemano digitalmente

 

3. Adaptarse operacionalmente aprovechando la tecnología

 

Las compañías de transporte están dotadas con multitud de recursos para acrecentar su resiliencia. La tecnología es una de sus principales armas para fortalecer la adaptación y transformación al cambio. Este proceso de adaptabilidad es primordial con tal de evolucionar actualmente de manera satisfactoria. La transformación digital ya no es una opción, sino que obligatoriamente debe ser potenciada por las compañías del sector. El hecho de contar con una estrategia de transformación digital ha visto aumentada su relevancia en el último año.

 

4. Prioridad en la última milla

El 2020 ha traído consigo muchos cambios en el ámbito e-commerce, como ya se ha comentado anteriormente, se han multiplicado los pedidos en línea y, al unísono, ha disminuido el tráfico en carretera debido a las reducciones de movilidad implementadas, lo cual ha favorecido a una mejor fluidez en la última milla. No obstante, el progresivo restablecimiento de la normalidad ha dejado patente que la congestión del tráfico es uno de los mayores inconvenientes tanto dentro como fuera de las ciudades. Por si no fuera suficiente con lo anterior, es importante destacar la complejidad que conlleva la limitación del contacto físico con el consumidor final para eludir contagios. En 2021, las compañías deberán esmerarse en lograr una última milla más veloz y flexible. Los almacenes micro-fulfillment han adquirido un mayor protagonismo, estos almacenes se tratan de instalaciones logísticas de pequeñas dimensiones, normalmente situadas en zonas urbanas que permiten aproximar la entrega del producto al cliente.

 

5. Transporte verde.

La concienciación medioambiental es muy importante hoy en día y un sector como el transporte debe responder positivamente a la tendencia del transporte verde. Las empresas ya están adaptando su operativa para preservar el medioambiente, con el empleo de vehículos eléctricos utilizando materias primas obtenidas mediante procesos sostenibles, la utilización de cajas y embalajes biodegradables, la reutilización de materiales, y fomentando el reciclaje y el ahorro energético.

 

light bulb, colorful, lamps

Tras un 2020 infestado de cambios y problemáticas derivadas de la pandemia por el coronavirus, el 2021 se muestra lleno de desafíos y de esperanza. La prioridad de este nuevo año se basará en proteger la salud de las personas y, al mismo tiempo, conseguir un transporte fluido, flexible y capaz de amoldarse a los cambios. Está claro que el futuro se basará en la tecnología, utilizando sistemas automatizados que aseguren una productividad óptima en el sector del transporte.

En Thompson Transports proveemos todo tipo de servicios de transporte personalizado, express y logística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba